La Companyia/

Història

Bambalina apareix en l’escena valenciana el 1981 i dirigeix la seua mirada cap a una modalitat tan singular com el teatre de titelles. En el seu afany per regenerar i dignificar esta modalitat artística creen la Mostra de Titelles a la Vall d’Albaida (1985) y el Museo Internacional de Títeres de Albaida(1997),  dues iniciatives que han suposat un revulsiu cultural per a la comarca i s’han convertit en un punt de referència internacional.

A partir de l’any 1990 Bambalina s’estableix a València i comença a col·laborar amb creadors com Carles Alfaro, Joaquín Hinojosa, Ramón Moreno, Gemma Miralles, Joan Cerveró, Ricardo Belda, Jesús Salvador “Chapi”, Charles Ditout, Jean-François Heisser i Peter Csaba. La companyia ja manté una presència continuada en les principals ciutats de l’estat i en bona part dels festivals europeus. La creixent rellevància es tradueix en nombrosos premis i en el definitiu reconeixement d’ institucions com la Generalitat Valenciana i el Ministeri de Cultura.

A partir de l’any 2000 la companyia comença a assumir projectes de major envergadura i coprodueix amb la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales i l’Institut Valencià de la Música. Més tard firma convenis d’exhibició amb l’Institut Cervantes i l’AECID que els porten a fer gires per Canadà, Mèxic, Estats Units, Amèrica Central, Amèrica del Sud, Àfrica i l’Est Asiàtic. L’any 2005, Bambalina culmina el procés d’expansió amb Ubú, una coproducció de gran format per a la Nau de Sagunt.

Bambalina sempre ha destacat per la voluntat d’obrir el codi dels titelles cap a mons clarament interdisciplinars i han presentat propostes amb una damatúrgia viva, emparentada amb les altres arts visuals. Al llarg de tota la trajectòria, la companyia ha posat en escena alguns títols emblemàtics del repertori literari i musical universal com Pinotxo, Quijote, Ulisses, Cyrano de Bergerac, Alícia, El Retablo de Maese Pedro, Història del Soldat, Hola, Cenerentola!,  Carmen i El geperut de Notre Dame. També ha desenrotllat una línia de creació més personal amb propostes com El Jardí de les Delícies, Pasionaria, La Sonrisa de Federico García Lorca, El cel dins una estança, Kraft,  Cosmos,  Petit Pierre o Cubs.

Orígenes (1981)

Fundada en 1981 en la Vall d’Albaida (Valencia), nace con el objetivo de explorar nuevos caminos expresivos en las técnicas y manipulación de títeres, por este motivo, su nombre original fue Bambalina Titelles. En la primera etapa, el equipo estable lo conforman Vicent Vila, Jaume Policarpo y Josep Policarpo. Sus primeros trabajos surgen de procesos de creación colectivos hasta que, progresivamente, se fueron definiendo las funciones: Vila se encarga de la escritura dramática, la dirección, la producción y, puntualmente, de la manipulación; y los hermanos Policarpo de la interpretación y la manipulación; si bien Jaume Policarpo se especializará, además, en el diseño y construcción de títeres y escenografía.

En su primera década de vida, se observa ya la alternancia de espectáculos destinados a un público infantil con otros cuyo objetivo es legitimar los títeres para adultos. Claroscuro (1982) será el primer ejemplo de esta intención legitimadora. Una obra con la que, además, consiguen trascender el circuito de teatro local y participar, por primera vez, en festivales de títeres nacionales. Con trabajos como Moviscopi (1985), La cueva del Gran Banús (1986) o Ferrabràs (1987) viajan a Francia y a Bélgica, tímidos precedentes de su posterior proyección internacional. Esta primera etapa culmina con un encargo del Centre Teatral Escalante, Pinotxo (1989), su producción más ambiciosa hasta ese momento y que significa su definitiva profesionalización. Al año siguiente, Vila es nombrado director del citado centro y Jaume Policarpo se convierte en el director artístico de Bambalina.

Segunda etapa (1990)

En 1990, Bambalina se instala en Valencia y se producen cambios e incorporaciones en el equipo: Jaume Policarpo irá integrando a sus funciones habituales las de dirección y dramaturgia; Josep Policarpo y Ángeles González se encargan de la producción y distribución; y se conforma un grupo de intérpretes y manipuladores más o menos estable con David Durán, Esperanza Giménez, Ion Ladarescu o Àngel Fígols, entre otros. En estos años, Jaume Policarpo cede la dirección de muchas de las producciones de la compañía a otros profesionales valencianos como Carles Alfaro, Ramón Moreno, Joaquín Hinojosa o Gemma Miralles. Este tipo de colaboraciones, ya iniciadas en la etapa anterior con Pep Cortés o Rafa Calatayud, enriquece tanto la experiencia de la compañía como la de los directores invitados, la mayoría sin formación en el mundo de los títeres y que, sin embargo, aceptan el reto como un estímulo creativo. Bambalina profundiza también en la interdisciplinariedad y, en este sentido, la presencia de la música acabará siendo determinante en muchos de sus trabajos. Para ello, en esta etapa, cuentan con la colaboración de compositores como Joan Cerveró o Albert Sanz.

La compañía ya posee un lenguaje propio que se evidencia, sobre todo, en la convivencia escénica de manipuladores y marionetas, lo que proporciona una sugerente disolución de las fronteras entre lo animado e inanimado. Este rasgo característico se consuma en Quijote (1991), con dirección de Alfaro y guion de Jaume Policarpo. Un espectáculo aún hoy activo que ha realizado casi 400 funciones en 40 países. Una obra representativa de la línea de títeres para adultos y un indicio más de la querencia de la compañía por construir sus obras alrededor de un personaje central que, además, da nombre a la pieza. Una tendencia que se observa también en los trabajos para público familiar, predominantes en los años noventa: Aladino (1990), Jojo (1991), Ulises (1993), El fantasma de Canterville (1996), Alicia (1997) o Cyrano de Bergerac (1999). De algunas de estas versiones, se ocupa ya Jaume Policarpo. En este período, además, se plantea una investigación más personal del director centrada en el musical y, en concreto, en la ópera como, por ejemplo, con El Retablo de Maese Pedro (1996), de Manuel de Falla, un clásico del teatro de títeres; y, por otro lado, proyectos más experimentales marcados por un predominio de la imagen como El jardín de las delicias (1995), a partir del tríptico de El Bosco. Sobre esta pintura, Jaume Policarpo escribía en el programa de mano: “Contiene y expresa la vida de un modo tan diverso y matizado que impresiona. Siempre me sobrecoge la idea del autor que ha conseguido plasmar con tanta precisión todo el goce, el temor y el vacío que acompaña a la existencia. Esta idea es la que me obsesiona y al mismo tiempo me desalienta, porque soy consciente de la gran dificultad que encierra proporcionar o trasladar estas emociones al espectador”. Una opinión que, de algún modo, recoge la inquietud que define, aún hoy, la obra más personal de Policarpo en Bambalina.

Tercera etapa (2000…)

A partir de 2000, gracias a un convenio con el Instituto Cervantes y el Ministerio de Asuntos Exteriores, Bambalina comienza a traspasar también las fronteras europeas. Al reducido equipo de intérpretes más estable se incorporan Gemma Miralles o Mercè Tienda, aunque los elencos aumentan considerablemente en algunas producciones. En el terreno musical se sigue contando con Joan Cerveró, pero también con otros compositores y músicos como Jesús Salvador “Chapi”, Víctor Manuel San José, Joan Mei, David Alarcón, Óscar Jareño o Josep Mª Zapater. Se reduce la colaboración de directores de escena externos, únicamente en dos ocasiones con Jorge Picó y Gemma Miralles. Esto implica que la labor como director de escena de Jaume Policarpo se afianza en esta etapa, así como su faceta de dramaturgo.

Bambalina centra su atención estos años en el teatro para adultos con propuestas que oscilan entre el teatro de texto, con una menor presencia del títere, la revisión de la ópera, o la investigación a partir de la manipulación de objetos y materiales. La línea sostenida en la palabra se explica por un creciente interés de Jaume Policarpo por la escritura dramática como demuestran las piezas: Lennon (2002); El cielo en una estancia (2006), coescrita con Xavier Puchades y Paco Zarzoso; o La mujer irreal (2009). La colaboración regular con el Instituto Valenciano de la Música permite que Policarpo profundice en la dramaturgia y dirección de óperas: Historia del soldado (2003), de Ramuz-Stravinsky; y ¡Hola, Cenerentola! (2008), de G. Rossini. Carmen (2010), de P. Merimée, normalmente asociada a la ópera, sigue un camino iniciado con Pasionaria (2001). Esta obra es representativa de un planteamiento escénico interdisciplinar en el que la manipulación de títeres se mezcla con la danza, la música y el teatro físico, como también ocurre con La sonrisa de Federico G. Lorca (2004). Llama la atención este novedoso interés por personajes históricos frente a la tendencia dominante en anteriores obras, inspiradas en seres ficcionales procedentes de la literatura. Estas últimas piezas citadas parecen decisivas en el proceso de estilización hacia la manipulación de objetos, característico de la siguiente etapa, y que tiene su origen en Kraft (2007). De hecho, en estos años, la compañía pasa a denominarse Bambalina Teatro Practicable. Kraft se convierte en otro de los éxitos de la compañía con una importante proyección internacional. Por último, como en etapas anteriores, en esta también habrá una gran producción en este caso junto a Jácara Teatro: Ubú (2005), de Alfred Jarry, en versión de Juan Luis Mira. Un proyecto de gran envergadura, determinado por el enorme espacio escénico al que iba destinado, La Nau de Sagunt.

Cuarta etapa (2010).

Esta última etapa, se recupera de nuevo el equilibrio entre espectáculos dirigidos a adultos y niños. Conviene aclarar, sin embargo, que los espectáculos infantiles, salvo El jorobado de Notre Dame (2013), siguen de algún modo el camino de esencialidad abierto por Kraft. Una elección tomada, además, en un contexto de crisis, aunque Policarpo siempre ha defendido que para crear un espectáculo se necesita poca cosa, en un sentido material. En esta línea, nacen trabajos como Cubos (2016) y Kitty Kraft (2017), su último espectáculo. En esta ocasión, el protagonista nace de la invención del autor, sin depender de un referente ficcional o histórico previo, su biografía y existencia es completamente original. Mr. Kidd (2014), a pesar de ser una propuesta encargada a Eva Zapico, explora este proceso de estilización que caracteriza igualmente, y de forma más radical, creaciones como Cosmos (2011), para el Festival VEO, i Titella d’aigua (2015), para el Festival Mim de Sueca. Propuestas que se acercan incluso a la instalación. Jaume Policarpo regresa a la manipulación con Petit Pierre (2013), de Suzanne Lebau. Un proyecto que recuerda a Quijote, no solo porque Alfaro se encargue de nuevo de la dirección, también por el carácter quijotesco de su protagonista, Pierre Avezard, un constructor de una asombrosa y fascinante instalación mecánica cuyos engranajes mueven multitud de personajes.

En el año 2016 se produce un nuevo giro en la compañía, contando con un nuevo equipo de producción formado por Ruth Atienza y Marisol Limiñana.

1997

Una producció de Bambalina-Centre Teatral Escalante . En aquesta Alícia destaca l’alta creativitat d’una versió dramàticament molt eficient, amb una proposta i direcció excel•lents que donen un resultat d’allò més digne. La Sala Escalante segueix guanyant punts amb una política sòbria i coherent enfront de la desídia de la resta del teatre públic. Bambalina ha […]

No seria fantàstic ser fantasma i surar en l’aire travessant parets? Sentir i veure sense que ens vegen o senten, jugant la vida sense la responsabilitat d’actuar en ella? L’obra d’Oscar Wilde ens mostra un autor visionari que conserva, a finals d’aquest cibernètic mil•lenni, tota l’àcida crítica contra el poderós Júpiter que és Amèrica del […]

1996

1996

El Retablo de Maese Pedro és un dels referents més importants per al teatre de titelles espanyol del segle XX. L’estrena d’esta òpera de cambra per a titelles a París el 1923 és fruit de la col·laboració de Manuel de Falla i un reduït grup d’artistes espanyols vinculats tots ells amb les avantguardes artístiques. Tant […]

Conté i expressa la vida d’una manera tan diversa i matisada que impressiona. Sempre m’esglaia la idea de l’autor que ha aconseguit plasmar amb tanta precisió tot el plaer, el temor i el buit que acompanya l’existència. Aquesta idea és la que m’obsessiona i al mateix temps em descoratja, perquè sóc conscient de la gran […]

1994

1992

Els déus grecs habitaven el cim del mont Olimp, governaven sobre els éssers humans i o bé els afavorien amb la seua protecció o bé els abandonaven. Alguns homes s’atreviren a desafiar els capricis dels déus i foren víctimes de la seua ira. Fou el cas d’Ulisses, el qual va ofendre Possidó en deixar cec […]

Diversos motius ens van impulsar a acostar-nos a l’obra de Michael Ende: el singular atractiu que desperten els personatges marginals, l’ambient poètic que els embolcalla, la sensibilitat social, el missatge ecològic i el predomini de la fantasia; així com l’optimisme vital que sovint transcendeix de les actituds dels seus personatges. Finalment, el nostre repte ha […]

1991

1991

Durant a penes una hora, espectadors i crítics teatrals de tot el món han experimentat ja la fascinació de Quijote, l’obra mestra de Bambalina. Dos oficiants vestits de negre, una taula, el joc de llums i ombres, la gestualitat precisa i la música matisada es fonen i recreen un Quixot mut però eloqüent, d’evocacions gòtiques, […]

Una coproducción Bambalina-Circuit Teatral Valencià. Bambalina ha vuelto a una concepción más tradicional de la manipulación de las marionetas, recuperando conceptos tan clásicos como el del escenario dentro del escenario, la ocultación de los manipuladores, la marioneta de hilo… Pero lo ha hecho, y esto es lo más sobresaliente, con un gran cuidado, lujo casi […]

1990

1989

Una producció Bambalina-Centre Teatral Escalante Al Pinotxo de Bambalina no sols li creix el nas, sinó que desenvolupa un cos que va adquirint els gestos, la veu i el sentiment de l’actor. Titelles i actors es fusionen en aquest espectacle per a integrar-se tots en el món de la ficció, on tan irreals són els […]

Amb aquest treball Bambalina fa un salt qualitatiu. Un text construït exprofesso, la fusió entre titelles i actors, el desig de fer una comèdia musical, un seriós suport en els músics que han elaborat la banda sonora. El text és mític, integra els components del conte infantil sense renunciar a un missatge de caire progressista. […]

1987

La Celestina

PREMIS ARTS ESCÈNIQUES VALENCIANES, 2018

  • Millor direcció escènica, Jaume Policarpo
  • Millor adaptació/versió text, Jaume Policarpo
  • Millor actriu, Águeda Llorca
  • Millor espectacle de teatre

Kiti Kraft

  • PREMI MAX 2018 , Millor espectacle per a públic infantil, juvenil i familiar. 2018

Carmen

  • Drac d’Or del Jurat de les Autonomies.Fira de Lleida. 2010
  • Menció Especial Jurat Internacional. Fira de Lleida. 2010
  • Premi Associació d’Espectadors del Teatre del Mar (Palma Mallorca) al Millor espectacle Temporada 2010.
  • Premi Millor Espectacle d’Adults, Mostra Titelles Vall d’Albaida 2010.

La Mujer Irreal

  • Millor il·luminació  (Premis Abril) 2010

Hola, Cenerentola!

  • Millor Disseny Gràfic (Premis Abril) 2009

KRAFT

  • Millor Espectacle de teatre infantil (Premis de les arts escèniques de Teatres de la Generalitat Valenciana) 2008
  • Millor Actriu de repartiment: Mercedes Tienda (Premis Abril) 2008
  • Millor Empresa Productora (Premis Abril) 2008
  • Millor Espectacle, Puppet Festival de Maribor (Eslovènia) 2007
  • Millor Aportació Dramatúrgica Mostra de Titelles a la Vall d’Albaida 2007
  • Menció d’Honor en el Torun International Puppet Festival (Polònia) 2007

El Cel Dins Una Estança

  • Millor Aportació dramatúrgica 2006 (Mostra Titelles Vall d’Albaida)
  • Millor Escenografia 2006 (Premis Abril)
  • Millor Actor de Repartiment -David Durán- (Premis Abril)

UBÚ

  • Millor Banda Sonora 2006 (Teatres Generalitat Valenciana)

Pasionaria

  • Millor Espectacle de Teatre 2002 (Teatres Generalitat Valenciana)
  • Millor Il·luminació (T.G.V)
  • Premi de la Cartelera Turia 2002 a la millor contribució teatral

Cyrano de Bergerac

  • Millor actriu de repart a Esperanza Giménez del Certamen Nacional de Teatro La Garnacha (Logroño 1999).

Alícia

  • Millor Escenografia 1997 (T.G.V.)
  • Premi de la crítica a la Millor Direcció 1997

El Retablo de Maese Pedro

  • Menció d’Honor del Gran Teatro de L’Havana (Cuba) 1999

El Jardí De Les Delícies

  • Premi de la crítica a la Millor Realització Plàstica 1996
  • Millor Banda Sonora 1996 (T.G.V.)

Ulisses

  • Millor Espectacle del Festival Int. d’Humour Sallanches (França)
  • Premi de la crítica 1993 al Millor Espectacle Valencià

Quijote

  • Millor Espectacle del Festival de Titelles de Botosani (Romania) 1993
  • Millor Espectacle Festival Int de Marionetes de Torun (Polònia) 1999
  • Menció d’Honor del Gran Teatro de L’Havana (Cuba) 1999
  • Millor Aportació Dramatúrgica Mostra Titelles a la Vall d’Albaida 2005
  • Pemi Corral de Comedias 2007, del Festival d’Almagro a la trajectoria artística de la companyia
  • Pemio Corral de Comedias 2007, del Festival de Almagro a la trayectoria artística de la compañía
  • Premi AVETID d’Or 2006, a la trayectoria artística de la compañía