The Company/

History

Bambalina burst onto the Valencian scene in 1981, focusing its approach on the singular mode that is puppet theatre. In its eagerness to regenerate and dignify this artistic mode, they created the  Vall d’Albaida International Puppet Festival (1985) and the Albaida International Puppet’s Museum(1997),

two initiatives that have signified a cultural experience for the district and which have become an international point of reference.

Bambalina was established in Valencia in 1991 and began collaborating with creative artists such as Carles Alfaro, Joaquín Hinojosa, Ramón Moreno, Gemma Miralles, Joan Cerveró, Ricardo Belda, Jesús Salvador “Chapi”, Charles Ditout, Jean-François Heisser and Peter Csaba. The company has an ongoing presence in the main cities in Spain and in many European festivals. The company’s growing importance has resulted in numerous awards and firm recognition from high institutions such as the Generalitat Valenciana and the Ministry of Culture.

From 2000 on the company took on far more important projects: a co-production with Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales and the Instituto Valenciano de la Música. Later it signed exhibition agreements with the Instituto Cervantes and the Ministry of Foreign Affairs that led to tours in the United States, Canada, Mexico, Central America, South America, Morocco and the whole of East Asia. In 2005, Bambalina culminated this expansion process with Ubú, a large format co-production for the Nave de Sagunto.

Bambalina has always been outstanding for the interdisciplinary vocation of its shows and for its use of a theatre language in tune with the contemporary playwrights. Over its 30 years of history, the company has staged some emblematic works of universal literature and musical repertoire such as Pinocchio, Quijote, Ulysses, Cyrano de Bergerac, Alice, The Maese Pedro puppet show and The soldier’s story. It has also developed a more personal line of creation with productions such as The garden of earthly delights, Pasionaria, The smile of Federico García Lorca, El cielo en una estancia, Kraft, The unreal woman, Cosmos, Petit Pierre or Cubes.

Orígenes (1981)

Fundada en 1981 en la Vall d’Albaida (Valencia), nace con el objetivo de explorar nuevos caminos expresivos en las técnicas y manipulación de títeres, por este motivo, su nombre original fue Bambalina Titelles. En la primera etapa, el equipo estable lo conforman Vicent Vila, Jaume Policarpo y Josep Policarpo. Sus primeros trabajos surgen de procesos de creación colectivos hasta que, progresivamente, se fueron definiendo las funciones: Vila se encarga de la escritura dramática, la dirección, la producción y, puntualmente, de la manipulación; y los hermanos Policarpo de la interpretación y la manipulación; si bien Jaume Policarpo se especializará, además, en el diseño y construcción de títeres y escenografía.

En su primera década de vida, se observa ya la alternancia de espectáculos destinados a un público infantil con otros cuyo objetivo es legitimar los títeres para adultos. Claroscuro (1982) será el primer ejemplo de esta intención legitimadora. Una obra con la que, además, consiguen trascender el circuito de teatro local y participar, por primera vez, en festivales de títeres nacionales. Con trabajos como Moviscopi (1985), La cueva del Gran Banús (1986) o Ferrabràs (1987) viajan a Francia y a Bélgica, tímidos precedentes de su posterior proyección internacional. Esta primera etapa culmina con un encargo del Centre Teatral Escalante, Pinotxo (1989), su producción más ambiciosa hasta ese momento y que significa su definitiva profesionalización. Al año siguiente, Vila es nombrado director del citado centro y Jaume Policarpo se convierte en el director artístico de Bambalina.

Segunda etapa (1990)

En 1990, Bambalina se instala en Valencia y se producen cambios e incorporaciones en el equipo: Jaume Policarpo irá integrando a sus funciones habituales las de dirección y dramaturgia; Josep Policarpo y Ángeles González se encargan de la producción y distribución; y se conforma un grupo de intérpretes y manipuladores más o menos estable con David Durán, Esperanza Giménez, Ion Ladarescu o Àngel Fígols, entre otros. En estos años, Jaume Policarpo cede la dirección de muchas de las producciones de la compañía a otros profesionales valencianos como Carles Alfaro, Ramón Moreno, Joaquín Hinojosa o Gemma Miralles. Este tipo de colaboraciones, ya iniciadas en la etapa anterior con Pep Cortés o Rafa Calatayud, enriquece tanto la experiencia de la compañía como la de los directores invitados, la mayoría sin formación en el mundo de los títeres y que, sin embargo, aceptan el reto como un estímulo creativo. Bambalina profundiza también en la interdisciplinariedad y, en este sentido, la presencia de la música acabará siendo determinante en muchos de sus trabajos. Para ello, en esta etapa, cuentan con la colaboración de compositores como Joan Cerveró o Albert Sanz.

La compañía ya posee un lenguaje propio que se evidencia, sobre todo, en la convivencia escénica de manipuladores y marionetas, lo que proporciona una sugerente disolución de las fronteras entre lo animado e inanimado. Este rasgo característico se consuma en Quijote (1991), con dirección de Alfaro y guion de Jaume Policarpo. Un espectáculo aún hoy activo que ha realizado casi 400 funciones en 40 países. Una obra representativa de la línea de títeres para adultos y un indicio más de la querencia de la compañía por construir sus obras alrededor de un personaje central que, además, da nombre a la pieza. Una tendencia que se observa también en los trabajos para público familiar, predominantes en los años noventa: Aladino (1990), Jojo (1991), Ulises (1993), El fantasma de Canterville (1996), Alicia (1997) o Cyrano de Bergerac (1999). De algunas de estas versiones, se ocupa ya Jaume Policarpo. En este período, además, se plantea una investigación más personal del director centrada en el musical y, en concreto, en la ópera como, por ejemplo, con El Retablo de Maese Pedro (1996), de Manuel de Falla, un clásico del teatro de títeres; y, por otro lado, proyectos más experimentales marcados por un predominio de la imagen como El jardín de las delicias (1995), a partir del tríptico de El Bosco. Sobre esta pintura, Jaume Policarpo escribía en el programa de mano: “Contiene y expresa la vida de un modo tan diverso y matizado que impresiona. Siempre me sobrecoge la idea del autor que ha conseguido plasmar con tanta precisión todo el goce, el temor y el vacío que acompaña a la existencia. Esta idea es la que me obsesiona y al mismo tiempo me desalienta, porque soy consciente de la gran dificultad que encierra proporcionar o trasladar estas emociones al espectador”. Una opinión que, de algún modo, recoge la inquietud que define, aún hoy, la obra más personal de Policarpo en Bambalina.

Tercera etapa (2000…)

A partir de 2000, gracias a un convenio con el Instituto Cervantes y el Ministerio de Asuntos Exteriores, Bambalina comienza a traspasar también las fronteras europeas. Al reducido equipo de intérpretes más estable se incorporan Gemma Miralles o Mercè Tienda, aunque los elencos aumentan considerablemente en algunas producciones. En el terreno musical se sigue contando con Joan Cerveró, pero también con otros compositores y músicos como Jesús Salvador “Chapi”, Víctor Manuel San José, Joan Mei, David Alarcón, Óscar Jareño o Josep Mª Zapater. Se reduce la colaboración de directores de escena externos, únicamente en dos ocasiones con Jorge Picó y Gemma Miralles. Esto implica que la labor como director de escena de Jaume Policarpo se afianza en esta etapa, así como su faceta de dramaturgo.

Bambalina centra su atención estos años en el teatro para adultos con propuestas que oscilan entre el teatro de texto, con una menor presencia del títere, la revisión de la ópera, o la investigación a partir de la manipulación de objetos y materiales. La línea sostenida en la palabra se explica por un creciente interés de Jaume Policarpo por la escritura dramática como demuestran las piezas: Lennon (2002); El cielo en una estancia (2006), coescrita con Xavier Puchades y Paco Zarzoso; o La mujer irreal (2009). La colaboración regular con el Instituto Valenciano de la Música permite que Policarpo profundice en la dramaturgia y dirección de óperas: Historia del soldado (2003), de Ramuz-Stravinsky; y ¡Hola, Cenerentola! (2008), de G. Rossini. Carmen (2010), de P. Merimée, normalmente asociada a la ópera, sigue un camino iniciado con Pasionaria (2001). Esta obra es representativa de un planteamiento escénico interdisciplinar en el que la manipulación de títeres se mezcla con la danza, la música y el teatro físico, como también ocurre con La sonrisa de Federico G. Lorca (2004). Llama la atención este novedoso interés por personajes históricos frente a la tendencia dominante en anteriores obras, inspiradas en seres ficcionales procedentes de la literatura. Estas últimas piezas citadas parecen decisivas en el proceso de estilización hacia la manipulación de objetos, característico de la siguiente etapa, y que tiene su origen en Kraft (2007). De hecho, en estos años, la compañía pasa a denominarse Bambalina Teatro Practicable. Kraft se convierte en otro de los éxitos de la compañía con una importante proyección internacional. Por último, como en etapas anteriores, en esta también habrá una gran producción en este caso junto a Jácara Teatro: Ubú (2005), de Alfred Jarry, en versión de Juan Luis Mira. Un proyecto de gran envergadura, determinado por el enorme espacio escénico al que iba destinado, La Nau de Sagunt.

Cuarta etapa (2010).

Esta última etapa, se recupera de nuevo el equilibrio entre espectáculos dirigidos a adultos y niños. Conviene aclarar, sin embargo, que los espectáculos infantiles, salvo El jorobado de Notre Dame (2013), siguen de algún modo el camino de esencialidad abierto por Kraft. Una elección tomada, además, en un contexto de crisis, aunque Policarpo siempre ha defendido que para crear un espectáculo se necesita poca cosa, en un sentido material. En esta línea, nacen trabajos como Cubos (2016) y Kitty Kraft (2017), su último espectáculo. En esta ocasión, el protagonista nace de la invención del autor, sin depender de un referente ficcional o histórico previo, su biografía y existencia es completamente original. Mr. Kidd (2014), a pesar de ser una propuesta encargada a Eva Zapico, explora este proceso de estilización que caracteriza igualmente, y de forma más radical, creaciones como Cosmos (2011), para el Festival VEO, i Titella d’aigua (2015), para el Festival Mim de Sueca. Propuestas que se acercan incluso a la instalación. Jaume Policarpo regresa a la manipulación con Petit Pierre (2013), de Suzanne Lebau. Un proyecto que recuerda a Quijote, no solo porque Alfaro se encargue de nuevo de la dirección, también por el carácter quijotesco de su protagonista, Pierre Avezard, un constructor de una asombrosa y fascinante instalación mecánica cuyos engranajes mueven multitud de personajes.

En el año 2016 se produce un nuevo giro en la compañía, contando con un nuevo equipo de producción formado por Ruth Atienza y Marisol Limiñana.

1994

This contains and expresses life in a way that is so diverse and so blended that it impresses. I have always been moved by the idea of the author who has managed to express so precisely the pleasure, the fear and the void that accompanies existence. This is an idea that obsesses me and at […]

The Greek gods dwelt on the peak of Mount Olympus and they reigned over mankind, exerting their influence by protecting them or abandoning them to their fate. Some men dared to challenge their capriciousness and fell victim to their wrath. Such was the fate of Ulysses, who offended Poseidon by blinding his son Polyphemus, and […]

1992

1991

There were many reasons that led us to approach the work by Michael Ende: the singular attraction awakened by marginal characters, the poetic ambiance enveloping them, social sensitivity, the ecological message and the predominance at all times of fantasy, as well as that vital optimism that often transcends the characters’ activities. Finally, our challenge consisted […]

For just under one hour the audience and theatre critics from the whole world experienced a fascination with Quijote, Bambalina’s master work. Two officiants dressed in black, a table, the play of light and shadows, precise gestures and the right music blend to create a mute yet eloquent Quijote, with Goyesque, Gothic, Expressionist evocations. The […]

1991

1990

A Bambalina-Circuit Teatral Valencià co-production Bambalina has returned to a more traditional concept of puppet handling, recovering such classical concepts as that of the stage within a stage, concealing the handlers, the string puppet… It has achieved it, and this is the most outstanding, with great care, I would say almost luxury, in the plastic […]

Not merely does the nose on Bambalina’s Pinocchio grow but develops a body, taking on the actor’s gestures, voice and feeings. Marionettes and actors merge in this show, bringing all of them into the world of fiction, in which the artistes Josep and Jaume Policarpo, Berna Llobell, Pilar Algarra, Raquel Rocart and Josep Burgos are […]

1989

1987

With this work Bambalina made a qualitative leap. A text constructed ex professo, the merger between marionettes and actors, the desire to create a musical comedy, serious support from the musicians who composed the score. The text is mythical, integrating the components of the children’s tale without renouncing a message that is a tad progressive. […]

Bambalina has taken a lot of care over the staging components: lighting, music, special effects, handling, puppet construction, etc. On this latter I have no objection, just the voices, which I found unfortunate. As for the dramatic anecdote one has to say that, trying not to fall into the false transcendence or the work’s thesis […]

1986

1985

This posits the city in a scenic space crossed by characters and stories. We have changed the traditional action scenarios so as to update the plot and get closer to today’s audience. We wanted to create an urban aesthetic, surrounded by traffic signals, telephone kiosks and neon signs. This is a participative proposal, thought out […]

There was a time in history in which popular knowledge displaced the religious fact of the stage and opened up a much more diverse and complex dramatic field. The so-called picaresque is the underlying seam throughout our show. In this we have developed the subjects, the techniques and the scenic forms that characterise this theatrical […]

1984

KITI KRAFT

  • AWARD MAX 2018 , Best Show  for children, youth and family. 2018

Carmen

  • Golden Dragon Award by Regional Jury. Lleida Puppets Fair 2010
  • Special Mention by Internacional Jury. Lleida Puppets Fair 2010
  • Best Theatre Show, season 2010. Spectators Assotiation of Teatre del Mar (Palma Mallorca)
  • Best Adults Theatre Show, the Vall d’Albaida Int. Puppet Festival 2010

The unreal woman

  • Best Lighting Design (Premis Abril) 2010

¡Hola, Cenerentola!

  • Best Graphic Design (Premis Abril) 2009

KRAFT

  • Best Children Theatre Show (2008 Scenic Arts Awards Teatres de la Generalitat Valenciana)
  • Best Supporting Actress for Mercedes Tienda (Premis Abril) 2008
  • Best Theatre Producing (Premis Abril) 2008
  • Best Theatre Show, Maribor International Puppet Festival (Slovenia) 2007
  • Best Dramatic Contribution (2007 the Vall d’Albaida Int. Puppet Festival)
  • Honourable Mention, Torun International Puppet Festival (Poland) 2007

El Cielo en una Estancia

  • Best Dramatic Contribution (2008 the Vall d’Albaida Int. Puppet Festival)
  • April 2007 Award for Best Supporting Actor (David Durán)
  • April 2007 Award for Best Set Design (Jaume Policarpo)

UBÚ

  • 2006 Scenic Arts Awards (Teatres de la Generalitat Valenciana): Best Score (Jesús Salvador “Chapi”)

Pasionaria

  • 2001 Scenic Arts Awards (TGV):Best theatre show
  • 2001 Scenic Arts Awards (TGV):Best lighting (Victor Antón)
  • The Cartelera Turia Award for best theatrical contribution in 2001

Cyrano de Bergerac

  • La Garnacha National Theatre Competition Award (Logroño 1999) for best supporting actress for Esperanza Giménez

Alice

• Best Scenography 1997 (T.G.V.)

• Critics Award for Best Director 1997

El Retablo de Maese Pedro

  • Honourable Mention from the Grand Theatre, Havana (Cuba) 1999

The garden of earthly delights

  • Critics’ award for Best Plastic Production 1996
  • 1996 Scenic Arts Awards (TGV):Best Score (Joan Cerveró)

Ulysses

  • Best Show in the Sallanches (France) International Humour Festival
  • Critics’ award for the Best Valencian Show (92-93 season)

Quijote

  • Best Show, Botosani Marionettes Festival (Romania)
  • Honourable Mention from the Grand Theatre, Havana (Cuba) 1999
  • Best show, Torun International Puppet Festival 1999 (Poland)
  • Best dramatic contribution (2005 the Vall d’Albaida Int. Puppet Festival)
  • Corral de Comedias 2007, Almagro Theater Festival Award to Bambalina artistic contribution
  • AVETID d’Or 2006, Award to Bambalina artistic contribution