Blog /

DE NUEVO EN PITTSBURGH

Estamos de nuevo en esta gran ciudad, más arriba de New York y en consecuencia más fría. Aunque Àngeles se pasó la semana previa a nuestra partida especulando sobre el frío insoportable que íbamos a padecer una vez aquí la cosa climática nos está resultando bastante aceptable. De hecho, ayer estuvimos toda la mañana de aquí para allá y ninguno de los cuatro vio congelada ninguna de sus partes. Estamos en un hotelazo de la cadena Westin que flipas in colors, es el centro del festival al que asistimos y aquí mismo se encuetran los stants de las distintas compañías en plan feria de muestras y por lo tanto es dónde se realizará el mercadeo en cuestión que es a lo que venimos.

img_5908.jpg

Ayer todos menos yo, que me quedé sopa total en el hotelazo (chincha rabiña!!!), se fueron a ver un partido de hokey, espero que la experiencia la cuente en este sitio cualquiera de ellos pero ya os adelanto yo (se trata de una información matutina directa ofrecida en exclusiva por Mariángeles en el starbuks) que el Zapater tuvo un ataque de paroxismo exhibicionista mediterráneo al más puro estilo «perchanco». Termino acuñado en honor a nuestro compañero Oscar Jareño. Y ya que lo nombro aprovecho para decir que lo echamos mucho de menos en esta ciudad en la estuvimos juntos por primera vez y que le queremos. Bueno, que parece ser que lo pasaron en grande y que se integraron tanto y tan bien en el exaltado y participativo ambiente que fueron la atracción de quienes les rodeaban. El momento más álgido y espectacular fue los dos minutos Mcdonalds en los que si marca el equipo local puedes canjear tu entrada por un big Mac… Marcaron!!!

img_5954_2.jpg

La imagen del festival es una foto nuestra en la que aparezco con la lengua fuera. Merce sale más favorecida. Esta tarde tenemos la función. A ver si tenemos suerte y conseguimos triunfar en la tierra de los triunfadores que no parece tarea fácil aunque Ángeles va lanzada y cuando ella se pone no hay país, por muy Estados Unidos que sea, que se le resista.

Besitos desde la ciudad del hierro (iron), cualquier ocasión es buena para ir ampliando volabulario. Por cierto, el Zap está hecho un verdadero parrot (loro), se hace amigo de todos los camareros y viandantes, like Oscar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × cinco =