Blog /

VUELO TRASATLÁNTICO

Los Quijotereteros deben estar en estos momentos sobrevolando el charco en el interior de un aparato volador de los grandes. Un beso para todos y cada uno de los tres desde este sitio de escribir en el aire y que se queda y todos pueden leer desde cualquier parte, incluso desde Méjico, que lo he comprobado yo.
La Àngeles dopada medicamentosamente, que por algo tiene una amiga farmacéutica que la provee de sustancias eficacísimas e indetectables por el entorno inmediato; que suele interpretar cuando la ve desparramada ocupando tres asientos del avión que está simplemente dormida, cuando lo que sucede en realidad es que está disuelta en una especie de trance psicotropicoretrosensorial de aquellos que te llevan a los Mundos de Yupi y sustituyes el berrido del bebé de turno por la sintonía aquella que decía: “Se acerca ya, con nosotros viene a jugar, vamos todos con él, es la hora de imaginar…” Y al notar las turbulencias te crees que vas montado en la nave voladora de hojalata conducida por el rechoncho personaje de peluche, primo segundo de Espinete.

David y Àngeles en la cena de Navidad

David hablando con algún vecino/ina de asiento sobre la Asociación de Actores y los puntos negros del convenio con la Patronal, haciendo viajecitos al bar para luego quedarse dormido como un tronco de bosque canadiense tipo secuoya con su particular y todavía no patentado sistema somnífero que consiste en desparramarse lo más posible la noche anterior y embarcarse sin haber dormido ni un minuto. Es una técnica que una vez resuelto el problema del mal aliento puede resultar revolucionaria. Àngel, como no he viajado con él en avión no me imagino que puede estar haciendo, pero creo que voy a aventurar una especulación intuitiva: Habrá pedido el periódico más de derechas que le haya podido dar la azafata que los distribuye para leerlo meticulosa y críticamente con el único propósito de mejorar su imagen de chico inesperado y sorprendente. Perdón Àngel, es un comentario un poco cabrón, lo sé, y además de inspiración realista ya que alguien me contó algo sobre unos conflictos viajeros inspirados por un periódico facha. Àgel también es de los que duermen a pierna suelta y a tenor de su longitud si se extiende totalmente a lo largo puede necesitar seis asientos así que espero que el avión dé de ancho para que nuestros tres amadísimos bambalinos tengan un feliz viaje aéreo y que lleguen bien descansaditos al país de los Mariachis.

Àngel en un bolo reciente Àngeles en Guanajuato El rey en portada, qué fuerte!

_ 1 comentario

  • José Guadalupe Quiroz salazar dice:

    Excelente puesta en escena del Quijote en Montemorelos, Nuevo León, México.
    Felicidades por su profesionalismo que derrocharon enescena y su sinceridad más tarde en la Escuela Normal «Profr. Serafín Peña» en el círculo de conversación que tuvimos y que gozamos al máximo.
    Muchas gracias y feliz retorno.
    Dejan amigos en esta tierra norteña de Máxico.
    éxitos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos + cuatro =