Blog /

FEBRERO INCERTIDUMBRE.

Estos días he empezado a correr. Hacía tiempo que el trabajo no remitía suficientemente como para permitirme esta actividad, que aún siendo muy saludable y necesaria para mí me quita tiempo y, sobre todo, energía. Es por ello que siempre me cuesta retomar las carreras por el “no río” de Valencia, siempre antepongo la concentración en cosas más productivas. También me esta solicitando tiempo y dedicación el estado de salud de mi madre que se está acercando ya a los noventa años, tiempo que no me es difícil recortar del horario laboral. Con todo, siento que me encuentro -nos encontramos- en un tiempo extraño dominado por la incertidumbre y, habiendo concluido muchos proyectos, no hay manera de vislumbrar un horizonte claro al que apuntar con una idea o con un proyecto estimulante en el seno de mi compañía. Normalmente estos periodos de suspensión me resultan gratos por que me dejan leer, pensar, charlar y ver de un modo mas distendido… Ahora no me aclaro. No vislumbro futuro alguno, no sé leer las señales habituales que me orientan, todo lo que nos organizaba parece haber quedado obsoleto y esta idea no parece ser suficiente para movernos de verdad… Siento que alguien muy ajeno a mi y a mi entorno organiza y dirige nuestro mundo. Alguien que hace todo lo contrario de lo que yo haría.

Xavi Puchades me ha pasado para leer la ponencia que elaboró para el reciente Congreso sobre Dramaturgia Contemporánea que organizó el Departamento de Filología de la Universidad de Valencia (creo). Se titula “PLAN B” e incluye muchas y muy lúcidas reflexiones sobre nuestro momento presente. Traigo la ponencia de Xavi aquí porque es una de las pocas señales que se han encendido cerca de mi en los últimos meses. Xavi propone la recuperación de un Teatro hecho en compañía, un Teatro “responsable” arraigado en la sociedad, un teatro que ofrece la voz a quienes los laberintos del poder silencian, un Teatro ético, humilde y honesto que ha de recoger y sintetizar el sentir de su público. Y no se trata de un concepto ideal o imaginario, hay ejemplos claros que materializan esta definición: “Zero Responsables” y “Cabanyal Íntim”. Me gusta que un amigo diga esto aunque sólo sea por contrastar la inercia general, tan adaptativa que lo único que importa es hacer la función que sea al precio que sea.

Vicent Domingo m’envia aquest comentari al meu mail: He llegit l’última entrada del teu blog i ha sigut com la comfirmació d’una idea, pensament,intuïció…
Fa temps que pense que quan pase el temps i recordem la situació que vivim, potser riurem, però ens n’adonarem que no ferem res per a canviar-ho. Zero responsables, ha sigut una revelació de com el teatre pot canviar o donar a coneixer una situació. Per que no fem el mateix amb tantes coses que estan pasant?
Perque no pasem a l’acció desde els escenaris?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos + 20 =