Blog /

DIARIO DE UNA GIRA INTERNACIONAL. (3) El desembarco

Órale pendejos!

Ya llegamos a tierras mexicanas. Y, aunque llevamos aquí sólo 2 días y medio, ya parece una eternidad. Voy a hacer una crónica rápida que Ángel está a punto de estrenarse como “bloguero bambalinero” y va a necesitar la computadora que compartimos en el hotel de Xalapa.

DOMINGO: EL VIAJECITO EN AVIÓN. Muuuuuuuuuuuuy pesado. Lleno a rebosar con lo que no había ni un asiento libre que, combinado con otros, pudiera convertirse en cama improvisada. Así que, querido Jaume, sólo pude dormir 2 horitas al amparo del bendito Tranquimazin. Al menos me dejó relajadita para superar las sacudidas de las diferentes ráfagas de turbulencias con las que estuvimos amenizados todo el viaje. David ha cambiado de droga y, combinada con el vino de la comida, se quedó  inconsciente todo el viaje. Creo que todavía le dura, porque es al único al que parece que el jetlag no le afecta en absoluto. Será marmota! Ah, Fígols no duerme nunca en los aviones. Pero sí se pide el peródico facha. Hay costumbres que nunca se pierden.

LUNES: Ángel y yo nos despertamos a las 4’30 de la mañana (empezamos bien). David se levanta con el tiempo justo. Nos recogen en el hotel a las 7 h. La cafetería del hotel está todavía cerrada (continuamos peor). Duración del viaje a Tuxpan (Veracruz): 6 horas. El paisaje: increible!

 Terminal de camiones en DF    Atravesando Sierra de Puebla   Hasta donde llega el vicio

Por fin un México que no es cactus y secarral. Atravesamos la Sierra de Puebla hacia el mar. Kilómetros y kilómetros de árboles y vegetación exhuberante. A pesar del sueño me resisto a cerrar los ojos para no perderme ni una sola imagen. Bueno, sólo cuando por las curva me mareo y tengo que controlar las ganas de vomitar. Y eso que con la edad parecía que mi equilibrio interno había mejorado. 13 h: llegada a Tuxpan y directos al teatro. Montaje. No hay tiempo para comer, así que continuamos guarreando con los dulces que hemos comprado por la mañana en la terminal de camiones (autobuses). Ah, y con los sandwiches que la dulce y fantástica Mari Carmen nos ha obsequiado. 16’30 h: empieza la función. Antes hemos de apagar una bomba de agua que hace parecer que del escenario mane una catarata. Aunque ya se respiraba durante la función, el espectáculo gusta. Los “quijotes” parecían estrellas del pop rodeados de jóvenes mexicanas haciéndose fotos con sus ídolos. En la charla posterior con los maestros de las “normales” (algo así como profesores de maestros) vuelves a recordar porqué vale la pena a veces tanto esfuerzo. Gracias maestros! Recogida, vuelta al hotel, ducha, paseo por el rio y cena en un restaurante flotante. Por fin una comida decente. Y muy buena, por cierto. 22’30 h: todos a la cama que hay que descansar.

MARTES: el maldito jetlag me despierta a las 5’30 h. Eso quiere decir que mañana me tocará abrir los ojos a las 6’30. A ver si me regularizo ya, fotre! Viendo amanecer desde la ventana de la habitación descubro una figura conocida que se sienta en un banco del paseo. Es Angelito, como no, el otro afectado por el cambio horario. David, por supuesto, continua durmiendo. 10 h: salida hacia Xalapa (o Jalapa). 4 horitas más de carretera. Esta vez tenemos la suerte de poder fumar en el carro y al menos no se hace tan largo. La carretera se acerca de vez en cuando al mar. A un lado la selva y al otro las aguas del golfo. David confraterniza con Max, el conductor. Qué envidiable facilidad para relacionarse de manera tan natural. Llegamos a Xalapa, desembarco en el hotel y comilona en La Fonda, el restaurante que nos ha entrado por el ojo en el Callejón del diamante. Bueno, comilona los boys, que alguno que otro ya está en fase “tollinot”. Paseo por la city y la posterior visita a internet, única conexión con lo que ahora tenemos tan lejos. Por cierto, que se ha muerto el actor de Brokeback mountain. Es lo que tiene la página de incio de Yahoo. Comentario: chica, con lo joven que era. La profundidad intelectual que no falte.

MIÉRCOLES: todavía no ha llegado, pero adelanto que hemos quedado a las 9 para ir al teatro y la actuación es a las 12. Esperemos que todo vaya bien.

Y menos mal que esto era una crónica rápida! Ya avisé que era de verborrea fácil. Nos vamos a cenar. Bona nit for everybody!

Eingels

 David y Ángel haciendo amigos de camino a Xalapa   Mari Carmen y los “quijotes” en La Fonda

_ 1 comentario

  • jorge dice:

    Andele andele, res que disfruteu i que feu disfrutar a la gent que es lo important.

    Molta sort en aquesta gira per cert Alejandro Sanz (intim amic meu desde nano jajaja)ma dit que li agradaria vorevos, ja vos donare el numero de telefono ……… 😉

    Jorge (de fillol).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 3 =