Blog /

DAVID YA HACE DE MÍ

David ya está ocupando mi lugar. Hace de mí en Kraft. Viéndole no me reconozco, no aprecio lo que de mí debe permanecer en el personaje ahora encarnado por él. En el proceso de creación integras de tal modo al personaje que parece que no pudiera tener sentido fuera de ti, me ocurrió ya con Àngel Figols en Quijote. ¡Craso error! El valor real de una creación es que pueda vivir y prosperar ajena a ti, esta autonomía hace que pueda permanecer en el tiempo y crecer en su transcurso. Lo que quede de mí cuando ya no se sepa que fue mío será la sustancia verdadera de mi contribución al arte. Sería yo el último en apreciar tal cosa en caso de que llegara a suceder, así es que, de momento, no le daré más vueltas. (Esto pesaba de camino a la Abadía este último domingo en Madrid, después de hablar con Oscar acerca de la primera función sin mí, el pensamiento se atascó, mire al cielo nocturno y esto es lo que vi)

luna llena desde la plaza Comendadoras

_ 5 comentarios

  • DAVID DURAN dice:

    Hace algo más de un año y medio que Jaume hizo su ultima actuación del Quijote, hacia tiempo que no tenia una aventura quijotesca con él, los dos solos, en el bambamovil, detrás quedaba el año Quijote y las experiencias vividas junto a Angel, Angeles y que permanecen en la retina de nuestra memoria tan intactas, pues bien, ese día tuvimos función en Benidorm, era la tercera vez que me introducía en aquella urbe creada para el relax, desinhibición y entretenimiento de turistas y gente comúnmente llamada mayor.
    Ese día, llegamos al Salón de Actos de la Cam de la Ciudad de los rascacielos Levantina mientras llovía a cantaros, descargamos rápidamente y mojados de arriba a bajo empezamos a montar. Al inicio del montaje, por un momento me sentí extraño, Angel no estaba para montar la jaula del sueño, ni Angeles tampoco para cortar y colocar las velas, no estaban allí, estaba Jaume en su lugar, el quijote original, de pronto, sin saber como, me entro una alegría estúpida por el hecho de estar otra vez con Jaume, que enseguida intente controlar con el fin de que no se diera cuenta, me sentía feliz y con esa sensación continué el montaje recordando paso a paso como lo hacia anteriormente.
    Al terminar nos fuimos a merendar, no había parado de llover y un reguero de agua bajaba hacia el mar, mientras personas mayores subían con los pies descalzos y la toalla en la cabeza, de souvenir en souvenir, como gallinas mareadas fuera del corral.
    Entramos en una cafetería setentona, y pedimos algo caliente, después de contarle un problema que tenia mi amigo passion con su novia, Jaume empezó a decirme que ya no tenia ganas de actuar, que eran 25 años de bolos en las espaldas y que era momento de hacer otras cosas, yo le di la razón con un gesto y me quede congelado, callado, sin saber que decir, después de un corto silencio me levante de golpe y pagué lo que nos habíamos tomado.
    Salimos de la cafetería, no paraba de llover y fuimos de rellano en rellano, dirección al Salón de Actos, compramos una crema hidratante para pieles sensibles en una Farmacia y llegamos a la entrada de la Cam, había cinco personas de edad avanzada y seguramente asiduos a todas las actividades esperándonos y un hombre con incontinencia verbal y alguna deficiencia que nos hacia de parapeto en la entrada al patio de butacas, después de presentarnos al respetable, entramos, nos vestimos y actuamos para unas veinte personas, al terminar desmontamos, cargamos rápido el bambamovil mientras no paraba de caer agua y saltando charcos y regueros de agua cubriéndonos con unos cartones, nos dirigimos hacia una pizzería que nos había indicado el portero de la Cam al despedirnos.
    En la pizzería, no podía quitarme de la cabeza las palabras de Jaume en la cafetería, después de beberme casi de un trago casi toda la cerveza, le pedí a Jaume que me dijera que no iba a dejar de actuar, al final, acabo por decirme, que actuaría solo en el hipotético caso de que fuese necesario, sus palabras me tranquilizaron aparentemente, pero algo en mi interior me decía que me lo estaba diciendo, para no escucharme más, ya que por esos tiempos hacia mas que evidente lo mucho que le echaba de menos en escena.
    El año pasado durante la representación de Pasionaria 25 años tuve una lesión y Jaume tuvo que hacer de mí las ultimas funciones de Pasionaria, y algunos bolos del Cel mientras yo me recuperaba, unos de los recuerdos más bonitos de esa época de lesionado, eran los ojos brillantes de Jaume, algo cambio en él y por extensión a toda Bambalina en esos meses.
    Desde que se estrenó Kraft, Josep y Angeles no han parado de decirme que iba a hacer de Jaume, pero yo no acababa de ilusionarme del todo, algo en mi no estaba tranquilo, no quería volver a escuchar esas palabras de la cafetería setentona de Benidorm.
    Siempre que veo a Jaume en escena, este con él o como espectador, me deja ensimismado, hipnotizado… radia un magnetismo especial, inexplicable, difícil de escapar…
    Una de las cosas buenas del paso del tiempo, es que cambia a las personas, ahora sé que no es el mismo que en una cafetería setentona de Benidorm se planteo no volver a actuar, ni yo soy, el que se quedó congelado, no supo que decirle y se levanto a pagar.

  • oskamaron dice:

    ¿Cuántos pliegues caben en un papel de dos metros con treinta centímetros apróximadamente?,¿Cuántos pliegues caben en una barriga cervecera?,¿Cuántos pliegues hacen falta para llenar un modesto teatro?, Cóm es diu «pliegue» en valenciá?,en anglés es diu «fold», Que bonitos que son los pliegues que marcan la vida en un rostro, ¿Contasate alguna vez los pliegues que amanecen, junto a ti, en las sábanas?, ¿Cuántos pliegues tiene un ser humano en su dedo menique?, hay un estudio que confirma que el número de pliegues que tiene un ser humano por dedo meñique es de tres,aunque se ha demostrado que existen dos personas que poseen cuatro, cada uno en su meñique izquierdo…????….una de ellas es residente en Valencia.¿Cuántos pliegues caben en una lengua que es capáz de hacer nudos en el rabito de una cereza?,¿Cuántos pliegues hemos echo ya desde que, hace un año, empezamos a kraftear?, y también me pregunto, ¿Cuántos pliegues más nos quedan por hacer en la familia Kraft? Ojala (que viene a significar por su origen arabe -Si Dios quiere) que Jaume Policarpo se pégue algunos pliegues con nosotros de vez en cuando,.. y canturreos ,..y unas gamberradas. ,¿Cuántos pliegues caben en la sonrisa de David Duran? estoy seguro de que muchísimos, y estoy encantado por poder descubrirlo,
    Asi pues no haremos de la partida de Jaume un drama, celebramos que a conocido a la persona que le a echo ver cuántos pliegues hay en su dedo meñique.

  • xavi dice:

    ¿Cuántos pliegues caben en una sonrisa? Hacía tiempo – quizás desde que vi el Tirisiti – que no tenía una regresión así. En algún momento me sentí tentado a gritar, como alguna enana del público, algunas palabras en voz alta. Me reí, a veces contagiado por las risas de Ixchel. ¡Fantástico el cantaor y los bailarines que taconeaban con las manos! Gracias Òskar, David y Merce, me salvastéis el día y medio curastéis a mi acompañante. Felicidades bambalinos.

  • Idoia dice:

    Ayer fué la última actuación de kraft en el teatro micalet.
    Yo tuve la oportunidad de disfrutar de la actuación el mismo día que Xavi e Ixchel(conseguis reunir a las personas alrededor de vuestra magia). No era la primera vez pero siempre siento que es la primera vez cada vez que estoy en el mundo kraft.
    Conseguis sanar el corazón con vuestra expresiones, vuestro cante, vuestras arcadas, vuestro sudor. ..Ayudais a que uno mismo se dé permiso a sonreir y reir.
    Un regalo despedir el año con vosotros y un regalo estrenar el año con vosotros.
    Oscar, David, Merce, Jaume, gracias por estas Navidades krafteando en Valencia.

  • antoñita dice:

    hay que ver, pa lo que sirve el teatro, al fin y al cabo, para hacer amigos. menos mal que sirve para algo. La familia crece.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete + diecisiete =